La Consejería de Igualdad y Políticas Sociales ha abonado en el primer semestre de este año más de 543 millones de euros para la financiación de servicios y prestaciones en materia de dependencia, de los que más de 221 millones corresponden a corporaciones locales, 150 millones a prestaciones económicas a las personas beneficiarias, 169 millones a entidades del tercer sector que prestan servicios de dependencia y 3,2 millones al sector público andaluz.

La consejera de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, detalló ayer que, "del total abonado, más de 150 millones de euros se han destinado al pago de las prestaciones cconómicas a las personas en situación de dependencia de Andalucía". El Gobierno autonómico se marcó como "prioridad" el abono mes a mes de estas prestaciones económicas y "actualmente podemos decir que se ha hecho frente de forma puntual y rigurosa a estos abonos mensuales", presumió Sánchez Rubio.

Según la Junta, cuando lo que se prescribe en el Programa Individual de Atención (PIA) es una prestación de carácter económico, las personas beneficiarias comenzarán a recibir el ingreso aprobado, "no sin dificultades" por parte del Ejecutivo andaluz, dada la "asfixia económica a la que les somete el Gobierno que en lugar de financiar el 50 % que establece la Ley, financia sólo el 20% del gasto", censuró la titular de Igualdad.

Con respecto al Servicio de Ayuda a Domicilio, se ha transferido a los Ayuntamientos y Diputaciones lo correspondiente al primer semestre de este año, que ha supuesto el pago de 173,8 millones.

 

Opinión con chispa

Cada vez que realizamos alguna sesión formativa en la que participan trabajadoras sociales de centros residenciales, solemos hacer unas preguntas para iniciar un debate sobre el actual sistema de servicios sociales:

Visión del Sector

Cuando a finales del año 2.016 se aprobó la ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a la Dependencia, algunas voces cuestionábamos ciertos aspectos de la misma que considerábamos, y el tiempo nos ha dado la razón, que flaco favor iban a hacer a…