Un 54 % de los cuidadores, que en su mayoría son familiares de los dependientes, ha sufrido cambios en sus vidas, con alteraciones de carácter y de estado de ánimo, que han repercutido en su salud física en un 60 % de los casos y en un 49 % a la mental.

Así lo ha querido resaltar la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG) coincidiendo con el Día del Cuidador, que se conmemora este 5 de noviembre para rendir homenaje y reconocer el trabajo de "los que cuidan a sus mayores".

La SEGG, que ha puesto también en marcha el proyecto "Un cuidador lo cambia todo" para informar y concienciar sobre su trabajo, destaca que el tiempo libre de los cuidadores se ve afectado en un 82 % y la vida familiar en un 70 %.

En cuanto a las molestias físicas, el 80 % nota cansancio o fatiga y sufre estrés, mientras que el 76 % presenta dolores osteoarticulares y de espalda; la mitad tiene insomnio y casi un 40 % se queja de dolores de cabeza.

Además, un 73 % de los cuidadores sufre frustración e impotencia, frente al 61 % que presenta ansiedad, irritabilidad o enfado; el 57 % depresión o tristeza; el 35 % soledad; y sentimiento de culpa el 30 %.

Ello se debe a la "importante carga física, psíquica y emocional" que padecen, ya que el 84 % de los mayores dependientes necesita ayuda para su higiene, para vestirse el 80 %, un 63 % para preparar comida y el 58 % para alimentarse.

A pesar del trabajo que realiza el cuidador para ayudar al mayor en estas labores, la Sociedad ha destacado que su labor no está reconocida, "a pesar de que a estos les resultaría reconfortante y alentador".

Esto se debe a que cinco de cada diez mayores dependientes padecen demencia, un 19 % tiene una actitud agresiva y de menosprecio, y un 15% sentimiento de rechazo.

Ante esta situación, la SEGG ha pedido que se reconozcan las necesidades de los cuidadores, ya que a un 51 % les gustaría tener reconocimiento social, un 45 % demanda ayuda económica y un 41 % apoyo psicológico y emocional.

Todo ello sin olvidar que seis de cada diez de los cuidadores, un 65,8 %, son familiares de los dependientes, según ha recordado la Unión de Asociaciones Familiares (UNAF).

Y son las mujeres de la familia las que asumen mayoritariamente este rol. Según los datos ofrecidos por CCOO y UGT, el 90,93 % de las excedencias registradas en 2016 por cuidado familiar fueron solicitadas por mujeres.

Además, un 7 % de las mujeres que se encuentran en situación de inactividad en España no trabaja porque está a cargo de menores o personas adultas enfermas, mayores o con discapacidad, resalta la UNAF, que reclama políticas públicas y medidas que protejan a las personas dependientes y sus familiares que sirvan además para facilitar la conciliación.

Opinión con chispa

Sistema pensiones

Sólo hay cuatro provincias que en el caso de no existir una caja única de la seguridad social y el sistema funcionase con cajas territoriales se podrían autofinanciar; Madrid, Baleares, Las Palmas y Almería.

Visión del Sector

Cuando a finales del año 2.016 se aprobó la ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a la Dependencia, algunas voces cuestionábamos ciertos aspectos de la misma que considerábamos, y el tiempo nos ha dado la razón, que flaco favor iban a hacer a…