La Jornada sobre la Sostenibilidad del Sistema Público de Pensiones en España, organizada en Valladolid, ha incidido en la necesidad de "recuperar el Diálogo Social y el Pacto de Toledo" para establecer un equilibrio en dicho sistema, puesto que en los próximos 30 años se va a duplicar el número de pensionistas.

El Consejo Económico y Social ha acogido esta reunión y su presidente, Germán Barrios, ha hecho hincapié en que España tiene varios retos que afrontar para mejorar el sistema público de pensiones, como es la mejora del mercado laboral, con menos temporalidad y precariedad y el incremento de la productividad.

Según ha advertido Barrios a los medios, "el déficit con el que cuenta el actual sistema de pensiones, de 18.800 millones de euros, ha generado tensiones y se ha convertido en un problema social, ya que el 16% de la población es mayor de 67 años y esta cifra aumentará hasta el 30% en el 2040".

Se trata, por tanto, de "un reto demográfico al que también se debe hacer frente, a través de una mejora de la productividad, porque si no sube el PIB, la relación con el gasto será cada vez mayor", ha explicado el presidente del CES, quien ha reclamado al Gobierno y a las empresas que "actúen para buscar soluciones".

En este sentido, la presidenta de las Cortes de Castilla y León, Silvia Clemente, ha destacado la necesidad de "apoyar el Diálogo Social dentro del marco del Pacto de Toledo, para alcanzar acuerdos que permitan avanzar en las reformas legislativas, las cuales deben incluir mejores salarios y propiciar mayor productividad".

"Es fundamental hallar un equilibrio intergeneracional e intrageneracional, porque todos vamos a ser pensionistas, con derecho al principio contributivo, para que puedan recuperar lo que han construido con su trabajo", ha añadido Clemente, quien ha alabado el desarrollo de este debate para "proponer soluciones y vías a la hora de construir el sistema de pensiones".

También ha participado en la jornada la secretaria de Políticas Sociales, Empleo y Seguridad Social de UGT, Carmen Barrera, quien ha criticado que la situación actual de los pensionistas se debe a la "reforma laboral que el PP aprobó sin tener en cuenta el Pacto de Toledo".

Considera necesario recuperar ese "consenso" entre partidos políticos, agentes sociales y empresarios, para que las pensiones no se conviertan en "un arma arrojadiza en el ámbito electoral" y se decida un nivel de gasto que permita ofrecer una calidad de vida a los pensionistas ya que, según ha recordado, 4,8 millones de ellos están cobrando "menos de 700 euros al mes".

Barrera ha destacado la necesidad de derogar la reforma laboral de 2013 en la que se recortó la cuantía de las pensiones, provocando una situación sobre la que han alertado organismos como el Fondo Monetario Internacional o la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, respecto a que los pensionistas podrían perder hasta un 30% del poder adquisitivo.

Por ello ha advertido de que "si no se resuelve esta situación de manera inminente, va a causar un crack en la sociedad", de ahí que haya asegurado que, desde UGT, seguirán trabajando en esta lucha por mejorar el sistema de pensiones, a través de todas las vías posibles.

Por su parte, el director de Relaciones Laborales de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales, Jordi García Viña, ha asegurado que "las pensiones no son un problema, sino que la situación se fundamenta en la demografía y la sostenibilidad y en la necesidad de combinar ambas cuestiones".

"No se puede enfrentar a los pensionistas con los trabajadores y viceversa ni se puede resolver un problema estropeando otro", ha añadido, al tiempo que ha pedido que se trabaje de "forma positiva" para que los cotizantes reciban "una pensión razonable" y los que se incorporan al mercado laboral lo puedan hacer sin conflictos intergeneracionales.