La primera jornada de "La casa en una sociedad que envejece", que se celebra en el marco de la I Bienal Internacional de Arquitectura de Euskadi MUGAK, ha dejado patente el reto existente para adaptarse a las nuevas características de la sociedad actual y futura.

El arquitecto Mark de Rooij ha señalado que "la arquitectura debe formar parte del conjunto multidisciplinario que preserva la autonomía de las personas mayores" y ha puesto cifras a esa preferencia por quedarse en su hogar durante la vejez: "El 83 % prefiere seguir en su hogar, sólo un 3,8 % en residencias".

Asimismo, ha destacado que en España los hogares no están preparados para atender a esas preferencias, ya que el 79 % de las personas mayores vive en hogares que no cumplen con los criterios de accesibilidad.

"Hay muchas investigaciones sobre cómo diseñar y colocar las cosas para personas con demencia, el diseño impacta en el desarrollo de las enfermedades", ha explicado Mayte Sancho, asesora de la Fundación Matia, organizadora junto a Donostia Lagunkoia de las jornadas.

Por eso, De Rooij ha subrayado que son necesarios los cambios: "Los espacios horizontales, con techos bajos, impulsan la concentración; los verticales, la creatividad; las ondas amarillas y las ventanas redondas generan sensación de calma. Cuanta más luz tenemos, la gente es más feliz y tiene menos enfermedades".

Durante la jornada, se han puesto en valor ideas como las viviendas intergeneracionales, propuestas de cohousing y modelos que se están aplicando en otros países europeos.

Las propias personas son artífices de ese cambio en su entorno, de prepararse para el futuro. "¿Cuándo tenemos que empezar a pensar en esto, a los 85 años o a los 40?", se ha preguntado De Rooij.

El sociólogo Diego Herranz ha destacado que "la consciencia de que uno mismo envejece es progresiva, siempre el mayor es alguien más mayor que uno mismo, las personas mayores son siempre los demás, nosotros no somos conscientes de ello hasta que llegamos a una situación de dependencia".

Opinión con chispa

Sistema pensiones

Sólo hay cuatro provincias que en el caso de no existir una caja única de la seguridad social y el sistema funcionase con cajas territoriales se podrían autofinanciar; Madrid, Baleares, Las Palmas y Almería.

Visión del Sector

Cuando a finales del año 2.016 se aprobó la ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a la Dependencia, algunas voces cuestionábamos ciertos aspectos de la misma que considerábamos, y el tiempo nos ha dado la razón, que flaco favor iban a hacer a…