La Conselleria de Servicios Sociales ha presentado este miércoles el Plan Estratégico de Servicios Sociales para los años 2017-2021 de Baleares que marca como objetivo la aprobación de una Ley de Dependencia autonómica, que se complemente con la actual normativa estatal y sobre la que está previsto que se comience a trabajar a partir de 2019.

La consellera Fina Santiago ha explicado en rueda de prensa que este documento hace una diagnosis de las principales situaciones de necesidad social de las Islas y marca las líneas prioritarias de actuación hasta 2021, de cara a garantizar una adecuada respuesta social de los ciudadanos de las Islas. Así, los cuatro objetivos que se plantea este Plan son el reconocimiento del nuevo modelo familiar, abordar el crecimiento de personas mayores y enfermos crónicos, dar respuestas al modelo económico de las Comunidad Autónoma y el reto demográfico.

Según ha indicado, el documento, que deberá aprobarse en Consell de Govern, marca una ruta de cuáles deben ser los pasos a seguir "una vez se han detectado las necesidades sociales que presenta la Comunidad".

LEYES Y NORMATIVAS

Con todo, la consellera ha señalado que este Plan "tiene que ir acompañado de leyes y normativas" y, en este sentido, ha detallado que en esta legislatura se prevé aprobar la ley balear de Apoyo a las Familias, revisar la Ley de la Infancia de Baleares y trabajar en la carta de servicios. Santiago ha precisado que está previsto que estas iniciativas se abordarán este año y el que viene y que será posteriormente cuando se comience a trabajar en la elaboración de la Ley de Dependencia de Baleares, entre los años 2019 y 2021.

DIAGNOSIS DE LA SITUACIÓN SOCIAL DE LAS ISLAS

La diagnosis de la situación social de las Islas se ha realizado en base a la realización de encuestas a trabajadores sociales y entidades del tercer sector. Así, en el apartado relativo al cambio de modelo y de relación familiar se apunta a que, cada vez más, se ha pasado de una familia extensa a una familia nuclear, motivado por la reducción del número de hijos. Mientras que en la década de los 80 la media de integrantes de una familia era 4,5 personas, en 2015 se ha reducido a 2,5 miembros. También se incide en el crecimiento de personas mayores y enfermos crónicos, teniendo en cuenta que la esperanza de vida en Baleares ha pasado de los 76 años en la década de los 80 a los 82 años en 2015, "lo que hace que estemos más sometidos a situaciones de cronicidad", ha apuntado Santiago.

En este apartado, la consellera ha añadido que en la CCAA hay 5.800 personas con un diagnóstico de salud mental grave y 900 declaradas incapacitadas, elementos a considerar a la hora de planificar la gestión de los recursos sociales en los próximos cinco años, ha remarcado.

MODELO ECONÓMICO Y DEMOGRAFÍA

Otro eje fundamental que se ha tenido presente a la hora de tomar decisiones de ámbito social es el modelo económico del archipiélago, donde el 18% de la población tiene problemas para llegar a final de mes, "bien sea por los sueldos bajos o por la eventualidad del trabajo", ha indicado. "En Baleares se genera mucha riqueza pero no conseguimos redistribuirla bien", ha ahondado la responsable balear de Servicios Sociales al respecto. En cuanto a la demografía, se pone de manifiesto que Baleares es una Comunidad receptora de población inmigrante. Así, entre el año 2000 y el 2008 la población ha crecido en 225.000 personas, cuando el incremento "normal" es de 25.000 personas, ha recalcado la responsable de Servicios Sociales.

Opinión con chispa

Ha sido en Brasil donde la multinacional ha presentado el King Senior, un menú dirigido a los mayores de 70 años que consiste en un combo doble por el precio de uno simple.

Visión del Sector

Nada tiene que ver el “ruido” mediático que se produjo hace ahora 10 años cuando se aprobó por unanimidad la Ley que iba a crear y consolidar el cuarto pilar del estado del bienestar, con el escaso eco que ha tenido este aniversario en los medios de…