El Banco de España lo advierte: la tasa de sustitución actual, esto es, la relación que existe entre el último sueldo y la primera pensión, «es elevada en comparación internacional». Y dados los problemas de sostenibilidad que presenta el sistema, hay que tomar una decisión. O se buscan «otras fuentes de financiación distintas a las actuales», o se opta «por una reducción de las tasas de sustitución».

Así está recogido en el análisis que el organismo realiza sobre el sistema público de pensiones, y que ha servido de soporte para la presentación que esta semana ha realizado Pablo Hernández de Cos, director general de Economía y Estadística de Banco de España, ante el Colegio de Economistas de Albacete. En esta exposición, Hernández de Cos ha insistido en la necesidad de encontrar soluciones para la Seguridad Social, y entre ellas no descarta esa revisión a la baja de las pensiones.

Asimismo, afirma que se debe tomar una decisión en relación a la edad de jubilación, punto en el que el Gobernador del Banco de España, Luis María Linde, ya ha sido claro al asegurar que sería conveniente que se retrasase más allá de los 67 años. Otra alternativa que Hernández de Cos valora por el lado del gasto son los sistemas de cuentas nocionales, con los que cada trabajador conoce cuál es la pensión a la que tiene derecho en cada momento de su vida profesional, y que fomenta trabajar más allá de la edad de jubilación para tener así una mayor pensión.

Y una última posibilidad para reducir los gastos que ofrece el director general de Economía y Estadística del organismo es la del «ahorro para la jubilación». En este punto, y al igual que ocurría anteriormente, Linde ya dijo ante la Comisión del Pacto de Toledo que «se podría plantear extender el papel del ahorro para la jubilación, de modo que permita complementar los recursos del sistema contributivo público con la acumulación de activos financieros con los que suplementar las futuras pensiones públicas». Esto es, que los trabajadores contraten planes de pensiones privados, o «público-privados», con los que completar su pensión.

Cómo elevar los ingresos

En cuanto a las alternativas para elevar los ingresos, Hernández de Cos plantea que se incrementen las cotizaciones sociales, eliminen los topes salariales o limiten las bonificaciones y exenciones a las cotizaciones. Durante su presentación, el responsable de Banco de España también abordó el debate de la exclusión de las pensiones de viudedad y orfandad del sistema contributivo, algo que ya ha sido propuesto por algún partido político en el Congreso y que provocaría que estos pagos se financiasen con los Presupuestos Generales del Estado.

De tomarse la decisión, el sistema recibiría un respiro de hasta 21.000 millones, según los cálculos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social. El problema es que el Gobierno se vería obligado a buscar más ingresos para alcanzar esa cifra, lo que probablemente significaría más impuestos.

 

Opinión con chispa

Hacemos esta reflexión porque hace unos días, la SEPI Desarrollo Empresarial, S.A., S.M.E. ha autorizado conceder un préstamo ordinario de hasta 3 millones de euros a uno de los principales operadores de servicios de Atención a la…

Visión del Sector

Nada tiene que ver el “ruido” mediático que se produjo hace ahora 10 años cuando se aprobó por unanimidad la Ley que iba a crear y consolidar el cuarto pilar del estado del bienestar, con el escaso eco que ha tenido este aniversario en los medios de…